Cala Sa Figu

La bahía de ánforas

Cala Sa Figu también es conocida como la bahía de ánforas por su singularidad de poseer antiguos fragmentos de ánforas romanas que quedaron incrustadas en las rocas a pocos metros de la orilla (trampas morfológicas), lo que permite suponer que hubo algún acontecimiento trágico en el pasado cuando, probablemente, algunos de los trirremes fueron sorprendidos por una tormenta repentina y terminaron destruidos en las rocas.

Esta pequeña y sorprendente bahía posee dos pequeñas playas que complementan un paisaje salvaje de rocas y arrecifes.

Su exposición al Norte la protege de los vientos de la vertiente sur: Scirocco, Ostro y Libeccio.

Portu S’ilixi es la bahía que se encuentra al lado de Cala sa Figu. La playa es más oscura ya que contiene minerales ferrosos; la arena es de un grano bastante fino y su composición hace que sea especialmente compacta. Interesantes formaciones de roca a ambos lados de la playa revelan el efusivo origen volcánico de la bahía.

En el cabo que divide las bahías, puede apreciarse una intrusión basáltica filoniana que forma una cueva característica a nivel del mar.
En la parte más alta del cabo, se encuentran los restos de una construcción nurágica.


 

Condividi sui social

Síguenos